viernes, 5 de septiembre de 2014

DEDOS


El ascensorista sí que tenía oficio: para hacerla llegar a las alturas, apretaba sólo los botones correctos...


 ©Mariángeles Abelli Bonardi


Este hiperbreve de mi autoría fue publicado el pasado 4 de septiembre en mi cuenta de Twitter, @queenmab1974, como parte del ejercicio conocido como #jueverotic. El tema propuesto le da título a esta entrada. 

10 comentarios:

  1. Excelente!, lo promuevo en mis redes :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Me alegra que te guste, JIMENEYDAS! ¡Gracias por la difusión!

    Nos leemos,
    Mariángeles

    ResponderEliminar
  3. Ja, ja, ja... Si fueras española, ahora mismo te iban a caer bofetones por todas partes... Se acaba de armar un jaleo tremendo porque el alcalde de Valladolid (un tipo impresentable con unas pintas de viejo verde que echan para atrás), a raiz de un caso de violación, ha dicho que tiene miedo de meterse en ascensores, "porque en cuanto te descuidas se te puede colar una señorita que se quite el sujetador y la falda y te busque las vueltas"... Textual. Imagina lo que le han contestado desde todo tipo de asociaciones feministas y personas con las neuronas en su sitio.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo, PATRICIA, esto que me contás no me sorprende ¿acaso no suele decirse que "La realidad supera a la ficción"? Y en cuanto a ese señor, él se pinta solito a partir de lo que dice, y se me ocurren unos cuantos epítetos más para él aparte de viejo verde... (entre nos, me encantó eso de "personas con las neuronas en su sitio", jajaj).

      Te retribuyo los besicos.

      Cariños,
      Mariángeles

      Eliminar
  4. Así da gusto subir, jeje, tocanto todos los botones necesarios una se rinde a las alturas.
    Muy bueno corto y contundente.
    Un saludo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, PURI, no soy nada fanática de los ascensores, pero en este caso no me molestaría rendirme a las alturas ;) ...

      Me alegra que el "micro" te parezca bueno.

      Otro saludo para vos, M.

      Eliminar
  5. Despojarse de la coraza para dejarse sumergir en la propia esencia.
    Muy bonito, Mari Ángeles
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Qué buena síntesis de mi texto, ÁNGEL, creo que sobra cualquier otra cosa que te pudiera decir, excepto GRACIAS.

    Otro abrazo para vos,
    Mariángeles

    ResponderEliminar
  7. Te felicito Mariángeles, un muy buen micro y gracias a Luis que lo compartió en face. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, EDITH! ¡Qué grato ver que has pasado a visitarme!

      Te agradezco a vos por tu apreciación y a Luis por la difusión.

      Cariños, M.

      Eliminar