viernes, 10 de julio de 2020

EL NIÑO BRUJO


La gente - toda muy pobre - va y viene sin prestarle atención. Sin nombre, sin habla, descalzo, desnudo, abandonado por la superstición de sus padres, sobrevive en la calle solo, comiendo las sobras que recoge o que alguien le da. Está allí, cerca del puesto que vende carne de perro, y entonces la ve e intenta llamar su atención: llora un poco, y con sus últimas fuerzas baila antes de caer frente a ella. Anja Ringgren le acerca una botella de agua a la boca y le ofrece galletitas; luego lo toma en brazos y lo envuelve en una manta: tiene apenas dos años, pero la mira como alguien que ha vivido un siglo de guerra...
Tras dar dinero al jefe de la tribu para que no frustre el rescate, Anja lo lleva al hospital; espera que se salve, por eso lo llama Hope, que en inglés significa 'esperanza' y que también es el acrónimo de su lema: "Helping One Person Everyday".

©Mariángeles Abelli Bonardi
Reto semanal de Microficción de Ediciones Sherezade 
(Día 3, una MF basada en un hecho real).

Foto tomada de la web

jueves, 25 de junio de 2020

ADIVINANZA


- ¿Cuál es la única criatura que al amanecer anda en cuatro patas, al mediodía en dos y a la tarde en tres? - preguntó ella.
- El hombre - contestó sin dudar - : al inicio de su vida gatea, a mitad camina en dos pies, y al final de la misma se apoya en su bastón, pie auxiliar que lo vuelve trípode - completó brillantemente, sin saber que resolviendo el enigma de la Esfinge, él, Edipo, daba inicio a su propia tragedia.

©Mariángeles Abelli Bonardi
Reto semanal de Microficción de Ediciones Sherezade
(Día 2, una microficción a partir de "Edipo Rey")

Foto tomada de la web

domingo, 14 de junio de 2020

LA HISTORIA JAMÁS CONTADA


Beth supera su enfermedad y sigue tocando el piano que le regalara el señor Lawrence.
Aun divorciada de John Brooke, Meg pasa a sus hijos la antorcha: ellos también leen, todas las noches, "El progreso del peregrino".
Amy ya no duerme con un broche que respinga su nariz: es una pintora renombrada que disfruta de los lujos de su vida en Suiza.
¿Y qué ha sido de Jo, la rebelde mujercita? Finalmente conserva su cabello. En este universo, de este lado del agujero de gusano, se casa con Laurie.


©Mariángeles Abelli Bonardi
Reto semanal de Microficción de Ediciones Sherezade
(Día 4, una microficción a partir de "Mujercitas")

Foto tomada de la web

lunes, 1 de junio de 2020

10mo. Reto semanal de Microficción de EDICIONES SHEREZADE



BODA INTERRUMPIDA

Habían elegido el mejor vino, y no lo pudieron beber. El rencor de la delatora - ésa que no había sido invitada - fue tanto más virulento que el mismo Covid-19.



AMOR 

De todos los lugares posibles, lo encontrará en ese bar de Roma, precedido de dos ojos verdes y un fragante corazón de cacao flotando en el café. 



¿TIRANOSAURIO? ¿ARQUEOPTERIX? ¿VELOCIRRAPTOR?

Él ya empieza a despertar y aún no se decide...



DIEZ PALABRAS

A veces sobran; a veces no son suficientes.


RUTA BÍBLICA

Noé abre las manos; la paloma vuela con la vista fija en un punto de luz: el talento brilla y el siervo lo entierra rodeado de cizaña... La paloma calma su hambre picoteando gavillas de trigo; repone fuerzas posada en la estatua de sal que fuera la mujer de Lot; sobrevuela el Gólgota y sus tres cruces y llega al árbol regado con treinta monedas de plata, del que alguien pende... Sin apenas posarse, corta una ramita, y olivo en pico, emprende vuelo hacia el Arca: punto de luz que brilla, rodeado de azul.



BARBIJO

Bacilo Amordaza Rostros, Busca Inocentes, Jaquea Ósculos, Burla Abrazos... Ranciando Besos Incautos, Juega Oculto: Birla Aire, Roba Bienestar, Invade Juegos... Ostentar Barbijo Ayuda... ¡Resistamos!



CÓMO VIVEN EN PILCANIYEU, EL PUEBLO QUE NO TIENE CASOS DE CORONAVIRUS

En ese puñado de manzanas dispersas en plena Patagonia, todos se conocen. Extrañan las salidas al campo, y compartir el mate. Toman distancia sin dejar de mirarse a los ojos... "¿Podemos olvidarnos de los besos y abrazos?", se preguntan angustiados. Saben que este invierno será más duro.

©Mariángeles Abelli Bonardi
Mayo 2020

domingo, 24 de mayo de 2020

9no. Reto semanal de Microficción de EDICIONES SHEREZADE



¿CONFIAR EN EL ESCORPIÓN?

Lo dejó en la orilla. Ella no era esa tortuga.



AMOR A ROMA

Amar da drama. Anula la luna. Edipo lo pide: ávida dádiva, así le ama Elisa. Ella te da detalle: "A mí me ama. Yo dono rosas, oro no doy". Lo sé, Dama de Sol; sé verle del revés. O rey o joyero: se es o no se es. Se van sus naves. Ese bello sol le bese...



LADRONA QUE ROBA A LADRÓN

"Hazlo", se dijo, mirándole la boca, sin siquiera sospechar que el robado sería él: ella lo dejó sin aliento y tuvo, bien ganados, cien años de perdón.



(Los retos 4, 5, 6, y 7 me quedaron sin hacer... 😭😭😭😭)

©Mariángeles Abelli Bonardi
Mayo 2020

miércoles, 20 de mayo de 2020

8vo. Reto semanal de Microficción de EDICIONES SHEREZADE





CÓMO ESCRIBIR UN MICRO CON MODISMOS ARGENTINOS 

Una vez acovachado en su escritorio carbure mucho, a cara de perro. Quémese el bocho pensando y anote al toque, a rajatabla, su chamuyo mental. Cuando termine relea, y no se bajonee: fusile las palabras truchas y quédese con las posta y así, en un flash, lejos de ser un bodrio, obvio que su micro será una masa. 



NUMEROLOGÍA INTRÍNSECA

El uno siente que es carne de cañón.
El dos, que haga lo que haga, siempre es el segundo. 
El tres, que es todos a la vez: Padre, Hijo, y Espíritu Santo...
El cuatro, que es un veleta. 
El cinco, que es toda una estrella...
El seis, se siente embarazado (y secundado por otros dos seis, diabólico).
El siete siente que está en otra escala: una armónica y musical...
El ocho, que acostado se vuelve infinito.
El nueve, que tiene hidrocefalia. 
El diez, que es imbatible y se lleva todos los premios.



ABEJA

A Borbotones, El Jugo Azucarado Bebe. Elige Jacintos, Azucenas, Buganvillas En Jardines Amados. Busca Entre Jazmines Amarillos Botones: Encuentra Justo Aquello Buscado. El Jugo Aporta Bríos, Elípticos Juegos; Anima Bailes Entusiastas. Jubilosa Asciende, Busca El Jacarandá: ¡A Beber El Jugo, Abeja!



I'M A SLAVE FOR YOU

El alma ya me la habías robado. Con él - mi corazón en la mano -, salí a la superficie...



TODA OÍDOS, TODA SONIDOS

Media tarde en el estanque: repiquetean las primeras gotas sobre los lirios... Croa la rana sobre la piedra. Segundos después, se decide y se zambulle de un salto...
Sobre el espejo de agua, graznan desdeñosos los cisnes, tan ciertos en su belleza y tan sordos, irónicamente, a su propia voz...
El pájaro carpintero insiste en golpetear la corteza. La lluvia no es motivo suficiente que le quite su misión en la tierra... Tampoco es motivo suficiente para el pez que va corriente arriba, como van las hormigas por el tronco donde zumban las abejas...
Borbotea el agua caliente, desde el termo al mate, y mientras tomo pienso que es hora de ser toda oídos, porque hoy, mi voz, no es importante...


¡LLUEVE A CÁNTAROS!

Eso dijo mi hermana, y el chasquido en la vereda dejó claro que no era idiomática la expresión... 
Un jarrón con pliegues y base estriada se hizo añicos en la calle, y un vaso canópico rebotó en el toldo y fue a dar - por suerte - a la piscina, donde ya flotaban urnas y un par de jarrones chinos - esos que, de tan valiosos, nadie sabe dónde poner.
Frenando el impulso de salir, comiéndonos las uñas, esperamos a que escampara: hoy nos une un próspero negocio y profesamos idéntico amor al mosaiquismo. 


©Mariángeles Abelli Bonardi
Mayo 2020