domingo, 11 de agosto de 2013

SINFONÍA DE HIPERBREVES

Allá por abril del 2012, participé en el Concurso de Tuiteratura que organizó la Fundación Germán Sánchez Ruipérez dentro del proyecto ¿Dónde lees tú? que se enmarca en el Programa Territorio Ebook. Fue la primera vez que incursioné en Twitter, y éstos que a continuación les comparto son los tuits que me inspiró la foto de la primera semana de concurso. Cabe aclarar que, para mi suerte o mi desgracia - ustedes dirán cuál de las dos - estos tuits nunca vieron la luz del concurso (no así los de las tres semanas siguientes) porque, como buena inexperta, no supe desproteger mi cuenta y nunca aparecieron en la tuitósfera. Aquí están.
 
 


Rostros y sonrisas, en el rabillo del ojo. Hoy ha sido Ico y Trotín. La última vuelta trae un nuevo nombre: le crecen alas. 



Nada importa más que la meta que avizora. Con el viento en la sangre, deja a los otros atrás y el jinete agarra la sortija. 
  


El niño lo miró: -Es manso por naturaleza, nunca he tenido que domarlo- aseguró el calesitero, orgulloso, y lo ayudó a montar. 



La alegría del carrusel lo sedujo; decidió partir. Tierra, Fuego, Agua y Metal prefirieron los confines del horóscopo.
  


MADERA DE CARRUSEL. Había dejado a los suyos en pos de un sueño. Entre vueltas y sortijas, el caballo se sentía en su elemento. 



Mariángeles Abelli (@queenmab1974), Abril 2012

                                                       

4 comentarios:

  1. Es increíble la cantidad de historias que te pueden surgir al mirar una imagen. Felicidades. Mis favoritos: el primero, el cuarto y el último. Es una suerte que los tuits al fin hayan visto la luz.

    (Oye, ahora recuerdo que me debes la lectura de un oso de peluche tuerto)

    Besos

    ResponderEliminar

  2. Sí, BEATRIZ, así es; con sólo ver ese hermoso caballo de calesita surgen un montón de historias. A mí, los que más me gustan son el primero y el cuarto hiperbreve. Finalmente no hubo mal que por bien no viniera; no concursaron pero los pude mostrar aquí. (En cuanto al osito, sigue tuerto el pobre, a la espera de un final para su historia. Esperemos que las musas me vuelvan a ser favorables para poder contarlo.) Cariños, M.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Mariángeles. Hoy he descubierto tu cuaderno de bitácora.
    El primero y el tercero me gustan muchísimo.

    Ahora te agrego al reader.
    Saludos van
    Sandra Montelpare

    ResponderEliminar

  4. Hola, Sandra, qué bueno que me hayas descubierto, no hace ni un mes que me estrené como bloguera y es un gusto encontrarme con tu comentario. Los dos hiperbreves que nombrás son, a mi juicio, los más logrados y les tengo especial cariño.
    Gracias por agregarme al reader; yo todavía no sé cómo se hace, pero ni bien lo averigüe te agrego.

    Retribuyo con creces los saludos. Cariños, Mariángeles

    ResponderEliminar