miércoles, 7 de agosto de 2013

EMPIEZO A CAMINAR...

 SOBRE UNA FINA CUERDA DE INCERTIDUMBRE

 

 

Entre el significado y el significante, está la línea. Con el lápiz por pértiga, la desafío. Doy un paso, otro; huellas de aire en un filamento gris. A veces, la distancia es mayor de lo que aparenta ser, y a veces mis pasos se alargan y llegan al final con soltura. ¿Si hay peligro? El riesgo de que el hilo se corte siempre está, pero no tengo miedo: avanzo, suspendida en lo posible.



24 comentarios:

  1. Bienvenida a este lado del mundo, está super bonito tu blog, muy lindo el diseño, los colores y el contenido, felicitaciones, nos seguiremos leyendo para compartir también este espacio. Un abrazo, Edith

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EDITH, muchísimas gracias por la bienvenida y por el espaldarazo que me diste con esto del blog. Vos cabalgando ideas y yo en una fina cuerda de incertidumbre ¡Qué par de "pájaras" las dos,, jaja! Te mando un beso grande, cariños, Mariángeles

      PD: De tanta emoción se me van para cualquier lado los dedos y ando de furcio en furcio, por eso mi primer comentario lo eliminé (no puedo con mi genio de correctora, jaja)

      Eliminar
  2. Te auguro muchos, muchos pasos, una larga senda y los mejores recodos de creatividad. Seguire esas huellas con el placer de leerte. Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué alegría tan grande que me das. Seguiré tu estela muy gustosamente, ya sabes que te admiro mucho.
    Echo en falta el widget (Seguidores)para unirme al sitio.
    Un precioso texto para comenzar en este mundo bloguero. Sin miedo a caer del hilo.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. BEATRIZ, qué alegría encontrarme con tu comentario, será un placer que me leas en este nuevo mundo para mí que es el blog. Lo del widget, todavía estoy desentrañando el intríngulis de cómo agregarlo, estoy aprendiendo sobre la marcha y no las tengo todas conmigo, como decimos por aquí (cualquier consejo que quieras darme es bienvenido). Un beso grande, Mariángeles

      Eliminar
  4. Para andar hay que caminar. Un paso lleva al siguiente, como en un buen poema. Este es el camino;sólo queda barajar las letras.
    Mis mejores deseos para que esta andadura sea un caminar firme y un andar sublime.
    Un beso.
    Pepe Quesada

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. PEPE querido, qué lindos deseos que tenés para mí, más no puedo pedir, o sí... que nos sigamos leyendo. Ya pasaré a leerte en tus Baldas Amarillas (¿es idea mía o las tenés un poquito abandonadas?) Un beso, Mariángeles

      Eliminar
  5. Betty Fernández Carro8 de agosto de 2013, 12:55

    Felicitaciones!!!!!! con pasos seguros seguiras caminando en ls cuerda que cada vez se llenará más de certidumbres!!! te seguiremos desde aqui!!! Adelante querida ahijada!!!!!! Yolanda y Betty

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Gracias, madrina BETTY y abuela YOLANDA, por el mensaje y las felicitaciones. Esto de bloguear es un aprendizaje, pero me animo a caminar contenta por esta fina e incierta cuerda de la literatura. Les mando un beso grande a cada una, Mariángeles

      Eliminar
  6. Querida amiga: no sabes cuánto me alegra verte crecer literariamente. Para mí no hay incertidumbre porque sé del valor de tu persona, valor que se refleja inevitablemente en tus textos. Sé también que en mi turismo web, disfrutaré de cada visita a este blog.
    Un abrazo fortísimo, con todo mi cariño.
    Julia Pateiro

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Querida JULIA: tus palabras valen oro para mí. Yo creo que esto del blog es tanto "crecimiento" como "experimento", así que aquí estoy, con partes iguales de nervio y contentura, animándome a pisar el hilo aún a riesgo de que se corte. Ya mismo te preparo la reposera y la sombrilla; me encantará verte "turistear" por aquí. Retribuyo tu abrazo y te mando un beso grandísimo, Mariángeles

      Eliminar
  7. Querida Mariángeles, sigue tu andar literario,
    dejando brisas poéticas con sabor a tí. Qué orgullo
    ver tu crecimiento y compartirlo. Un Abrazo,
    Maritza

    ResponderEliminar

  8. Gracias, MARITZA, por tu lindo comentario. Ojalá que las brisas poéticas me/nos lleven lejos. Cariños, Mariángeles

    ResponderEliminar
  9. Un comienzo impactante! Felicitaciones!
    Carmen

    ResponderEliminar

  10. Muchas gracias, CARMEN, me alegra que así te lo parezca. Ya veremos qué me depara el camino. Nos leemos, Mariángeles

    ResponderEliminar
  11. Omar Julio Zárate9 de agosto de 2013, 09:06

    Espero que es fina cuerda de incertidumbre se corte mucho y traiga muchos textos hermosos. No te quedes sólo sobre ella. Felicidades.

    ResponderEliminar

  12. Gracias, OMAR, por tus buenos deseos. Esperemos que la incertidumbre se convierta encerteza, aún cuando la cuerda se corte. Cariños, Mariángeles

    ResponderEliminar
  13. Si se corta la cuerda, volarás!

    Felicitaciones Mariángeles!

    Un abrazo
    Andrés

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. ¡Gracias, Andrés! Otro abrazo para vos y, de yapa, un beso. Cariños, Mariángeles

      Eliminar
  14. ¡Felicidades, Mariángeles! Qué precioso comienzo. Puedes estar segura de que no voy a perderme ninguna de tus entradas.
    ¿Es tuya la ilustración? Simplemente, magnífica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  15. Gracias, Patricia, me alegra que te haya gustado. Y no, la ilustración no es mía, pero apenas la vi la encontré perfecta para enmarcar el texto. Cariños, Mariángeles

    ResponderEliminar
  16. ¡Hermoso Mariángeles! Con vos la incertidumbre no tiene nada que ver, más bien es la certeza en la calidad de tus escritos. ¡TE FELICITO!

    ResponderEliminar
  17. Hola, Juan. El tuyo es otro comentario que cuelgo en un cuadrito virtual, son palabras muy generosas las que me regalás.
    En cuanto al nombre del blog, es un verso del poema EQUILIBRSTA, publicado en mi libro ECOS DEL DECIR, y lo elegí porque si algo tienen en común los escritores y los equilibristas es justamente ese caminar por la cuerda, ese arriesgarse a caer; lo que espera al otro lado es más grande que el miedo mismo.
    Cariños, Mariángeles

    ResponderEliminar