sábado, 9 de julio de 2016

Soplo alado


¿Recién nacido?
Nada de plumas,
patas como hilos, 
jugo de frutas, 
papilla de moscas.

Vulnerable milagro,
en sus alas y en sus trinos
se detiene la vida. 

Con breve coraza
de papel de seda,
conquista el cielo. 

Titánica tarea
reparar el mundo roto
cuando se es
un colibrí.



Mariángeles Abelli Bonardi
En Twitter soy @queenmab1974
  9 de julio de 2016

Fotos tomadas de la web
 

2 comentarios:

  1. Un milagro de la naturaleza, al que alguien que sabe ha hecho un buen homenaje con sus letras.
    Abrazos, Mariángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, amigo! Me encanta que te haya gustado porque el colibrí es una de mis aves preferidas (comparativamente hablando, son los microrrelatos del mundo aviar). Me inspiré en la historia de unos polluelos de colibrí huérfanos que leí en una revistita de Reader's Digest (la nota se llama justamente "Soplos alados").

      Otro abrazo para vos,
      Mariángeles

      Eliminar