viernes, 26 de febrero de 2016

CONTRASTES

Retrato de Dido Elizabeth Belle (izq) y su prima Elizabeth Murray (der).


Hay una mano blanca
posada en un brazo negro. 
De negra mano es el dedo  
en la negra sonrisa
que acompaña a la recatada
sonrisa blanca. 
Hay dos ojos claros
que miran de frente,
y dos oscuros
que miran de reojo.  
En la piel blanca, ni una gota negra. 
En la piel negra, una gota blanca
que nadie ve. 


©Mariángeles Abelli Bonardi
25 de febrero de 2016

4 comentarios:

  1. Querida Mariángeles:
    ¡Cómo me gusta mirar desde tus ojos! Siempre veo más con los tuyos que con los míos.
    Sigue contemplando el mundo, amiga del alma. Y descríbenos su hermosura una vez más, y otra, y otra, y otra...
    Un abrazo.
    Luisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno que te guste, LUISA! Y eso que soy bastante chicata (chistonto);)
      Bromas aparte, me complace que sea de tu agrado el poema, pero espero, aunque más no sea en algo, haberle hecho justicia a la imagen... es muy hermosa y tiene mucha historia, con película incluida ("Belle", te la recomiendo desde ya).

      Otro abrazo para vos,
      Mariángeles

      Eliminar
  2. Buena descripción, con una gota blanca final que bien puede ser una lágrima.
    Esta perla tuya se me escapó en su día, pero nunca es tarde.
    Abrazos Mariángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al mejor cazador se le puede escapar la liebre, ÁNGEL querido. La verdad, una grata sorpresa encontrar este comentario tuyo.

      Cariños,
      Mariángeles

      PD. Lo de la gota blanca bien podría ser una lágrima, pero en realidad se refiere a que la dama de la izquierda es Dido Elizabeth Belle, mujer mulata de la historia sobre cuya vida se hizo la película "Belle" (desde ya te recomiendo que la veas).

      Eliminar