viernes, 24 de abril de 2015

Día de furia




su aliento de ceniza
sobre la urbe. 



©Mariángeles Abelli Bonardi
  Abril 2015

4 comentarios:

  1. Esas fuerzaa de la naturaleza que nadie puede dominar. Hermoso haiku. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de impredecible es la naturaleza, ÁNGEL, más específicamente, la naturaleza de los volcanes. Ayer, a los neuquinos, el volcán Calbuco nos regaló un día muy gris y muy ceniciento; y a mí, de yapa, me regaló este haiku. Por fortuna, la nube de ceniza siguió de largo y hoy el día amaneció mucho más despejado.

      Me complace que el haiku sea de tu agrado.
      Otro abrazo para vos, M.

      Eliminar
  2. Impresionante, y la foto también.
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, JUAN!

      Si es por impresionar, el volcán se lleva los laureles ;)

      Otro saludo para vos,
      Mariángeles

      Eliminar