jueves, 10 de abril de 2014

MADAMA

 
Le deseé que tuviera un buen turno, recordándole que no aceptara ni flores ni regalos; a lo sumo alguna que otra “palabrita”, pero nada que la comprometiera. Si hacía las cosas bien, las botas con plataforma se las iba a comprar ella misma, y seguramente también un vestido y un perfume. Antes de dejarle el teléfono, recalqué:
—El mejor regalo que pueden hacer es no dejar de pensarte.     

  ©Mariángeles Abelli Bonardi 

Con este microrrelato participé en la vigesimosegunda semana del concurso Relatos en Cadena (ReC). La frase resaltada es la frase de inicio correspondiente al último relato ganador. Si desean leer las bases, hagan clic en: http://escueladeescritores.com/concurso-bases-rec-2013/
 

2 comentarios:

  1. Nada de compromisos que luego vienen los problemas. Enhorabuena, amiga.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, jajaj ;)

      ¡Gracias por la enhorabuena!

      Un besote, M.

      Eliminar