martes, 16 de diciembre de 2014

SÁBANA


Jabón blanco, aire y sol; así la mantenía limpia. Podía ser un fantasma, pero siempre sería lavandera.
                                                                  

©Mariángeles Abelli Bonardi
16 de diciembre de 2014


Escrito para la ronda de minis de fantasmas
del grupo de Facebook
Foro Minicuentos Ciudad Seva
 

2 comentarios:

  1. Quién no recuerda el olor de las sábanas limpias y recién tendidas. En este caso, un fantasma limpio siempre es de agradecer.
    Un abrazo, Mari Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo no van a ser de agradecer los fantasmas limpios, ÁNGEL querido, si son la excepción que confirma la regla? ;)

      El olor de las sábanas limpias y recién tendidas es inolvidable :)

      Otro abrazo para vos,
      Mariángeles

      Eliminar